¿Cómo identificar la fertilidad?

Datos importantes:

  • Los días en que somos fértiles son los días cercanos a la ovulación ya sea antes o después de ella.
  • Es importante que sepas que un óvulo solo vive 24 hrs, y un espermatozoide en etapa ovulatoria, en el canal cervical y con plasma seminal un promedio de 3 días.
  • La variación hormonal nos hace llegar a nuestros días fértiles y tiene varias características ovulación, cambio en el ambiente cervical, desprendimiento de tapón mucoso, etc. la podemos identificar a nivel vulvar con mayor humedad.
  • El día cúspide, es decir, el momento en que se presenta la ovulación lo podemos identificar pues la sensación vulvar no solo es húmeda también resbalosa. (Hay mujeres que tienen una ovulación tardía y no ovulan sino hasta 24 hrs después del día cúspide).
  • El moco que observarás esos días tendrá apariencia de clara de huevo, algunas mujeres no lo perciben (transparente, filante) y a veces se presenta en mayor cantidad antes de la cúspide.
  • La sensación a nivel vulvar será de resbalocidad y siempre coincide con el día cúspide.

Conclusiones:

  • Nuestro cuerpo se prepara para los momentos de fertilidad, puedes identificar este cambio con un aumento de humedad a nivel vulvar.
  • El día cúspide se verifica a posteriori, es decir, un día estás resbalosas y al otro no, hasta ese segundo día puedes verificar que el día anterior fue el día cúspide.
  • Más importante que lo que observas será la sensación (Así que a sentir más y poner más atención!)
  • Ya que la vida promedio de un espermatozoide es mayor que la de un óvulo, se recomienda si tu idea no es embarazarte evitar las relaciones sexuales en los días de humedad y unos días (3) después del cambio de sensación (después del día cúspide).
  • Si lo que deseas es embarazarte aprovechen los días resbalosos.

Sé que todo esto puede parecer muy complejo pero con algunos ejercicios, estoy segura te quedará más claro.

Ejercicios:

Realiza los siguientes experimentos:

  1. Rompe un huevo y separa la clara de yema, juega con la clara de huevo, colócala entre tu pulgar e índice y observa cómo se forman hilos sin romperse. Si este fuera el moco o secreción fértil tendría la misma consistencia.
  1. Coloca un poco de shampoo (es aún mejor con el enjuague de cabello) en tu mano y frótalo contra tu otra mano, coloca un poco más en tu mejilla y frótalo, ¿percibes esa sensación resbalosa?, es lo mismo que sentirás a nivel vulvar. En cuanto a cómo sentirla, no necesitas hacer exploraciones, basta con poner un poco de atención, a veces incluso caminando es posible que la percibas.

 

Tienes dudas, escríbeme o suscríbete a mi boletín para recibir más información:

BOLETÍN

clara-de-huevo

 

¿Infertilidad?

¿Llevas algún tiempo buscando embarazarte y al no lograrlo la palabra infertilidad ha pasado por tu cabeza? Pues aquí te cuento a que se refiere el termino infertilidad, y a quien recurrir si sospechas tener este problema.

Sobre todo si ya llevas algunos años en pareja y aún no tienes hijos es posible que los opinólogos ya hayan llegado a tu vida y ya tengas un buen arsenal de recetas para embarazarte, yo he escuchado un montón reflexiones populares sobre las razones por las que una mujer no se embaraza mi favorito es: “Una mujer no se embaraza por ser muy aprensiva”, entonces a cualquier pequeña muestra de estrés alguien sale diciendo ves tienes que relajarse, sino menos vas a poder embarazarte. Creo que una buena respuesta es y tu comentario me estresa aún más, gracias!.

Pero la realidad es que si ya llevamos un tiempo considerable buscando un bebé, vale la pena acercarnos a un especialista y tener información certera a la mano.

Muchas veces las infertilidad suele ser confundida con la esterilidad, cuando hablamos de infertilidad nos referimos a la incapacidad  de una pareja para lograr una concepción después de un año de relaciones sexuales sin protección anticonceptiva pero que podría ser susceptible de corrección. Hay dos tipos de infertilidad, la primaria se refiere a que nunca se ha logrado un embarazo mientras que la secundaria se presenta cuando ya hubo embarazos previos. La infertilidad se presenta en algunas ocasiones con otros padecimientos, por ejemplo; la perdida gestacional recurrente o concepciones pero no hijos viables.

Por otro lado, cuando se habla de esterilidad nos referimos a alguna condición irreversible que imposibilita cualquier concepción, después de un tratamiento de infertilidad que no funcionó, se podría diagnosticar esterilidad.

Algunas causas frecuentes de la infertilidad son la contaminación alimentaria o ambiental, infecciones de transmisión sexual, la reducción de la fertilidad masculina, el uso de algún medicamento o drogas, lesiones o algún problema anatómico, cómo trastornos tubarios, endometriosis. Alteraciones como desnutrición u obesidad disminuyen la fertilidad, lo mismo sucede con el ejercicio exagerado o situaciones de mucho estrés.

Dado que un tema de infertilidad podría tener cusas multifactoriales es importante que el enfoque con el que se atienda sea integral, por lo que nuestro médico de cabecera deberá trabajar  también con los factores emocionales al momento de coordinar un equipo de trabajo (algunas de las especialidades involucradas son: ginecología, andrología, endocrinología, medicina interna, urología, psicología, medina maternofetal, genética, técnicas diagnósticas y quirúrgicas, bioética, religión).

Algunos tratamientos iniciales podrían incluir medicamentos para tratar infecciones y trastornos de coagulación o estimulación ovárica, además de algunos procedimientos quirúrgicos cuando se trata de un problema anatómico.

Si nosotros estamos pasando por un tratamiento por infertilidad o conocemos a alguien de cerca, además de pensar en las causas y posibles soluciones, es importante que no olvidemos el sufrimiento de la pareja que no pueden tener hijos o que temen traer al mundo un hijo que pueda tener algún problema físico o neurológico, y entender que el deseo de ser papás, es un deseo natural que se deriva del amor de pareja.

Al acudir con especialistas es importante conocer ventajas y desventajas de cualquier tratamiento propuesto, para que en pareja y tomando en cuenta las implicaciones se puedan tomar buenas decisiones, ya que algunos tratamientos implican sobre-estimulación ovárica o congelamiento o reducción embrionaria (aborto precoz a partir de diagnósticos preimplantatorios).

De ahí que nuestro ginecólogo podría ser un buen primer contacto que nos refiera con diferentes especialistas que nos acompañen en un proceso que asegure que no haya abuso de la técnica y se olvide a las personas (tanto a la pareja y como de un posible bebé), pues somos parte de la vida en el mundo desde la concepción.

cuando-la-espera-es-larga

 

El rito de paso: la menarca

IMG_3078

(Imagen del cuento: Ojitos de golondrina de Elena Dreser, Editorial Tres abejas)

Has escuchado frases como:

  • Andas mal
  • Ya le vino la regla
  • Está enferma, le está bajando

Seguramente si las has escuchado, yo crecí con la primera, y cómo ya les he platicado la menstruación y mi embarazo me hicieron confrontarme con mis fibras más profundas re-descubriendo muchas cosas, entre ellas el poder que la menstruación tenía.

Me dí cuenta que más que andar mal, la sangre llega a limpiarnos y a renovar nuestras energías. Y no hablo de ninguna energía trascendental (aunque también pasa), es una energía que tiene que ver más con nuestra fisiología y nuestro espíritu, y es que estamos esos días más en contacto con nosotras mismas.

Es común que hoy en día nos digamos a nosotras mismas y a nuestras hijas que los días de menstruación es cómo cualquier otro día que podemos hacer de todo, pero la realidad es que hablando fisiológicamente SI tenemos menos energías por la pérdida de hierro y de otros nutrientes como  B, A, y C.

  • La ansiedad se puede presentar por deficiencia de Vitamina C, además de que la vitamina C también es importante para la absorción de hierro, otro nutriente que se pierde durante la menstruación.
  • En particular, una deficiencia de vitamina B12 suele generar fatiga.
  • La vitamina A contribuye a proteger el útero y su membrana.

En la antigüedad las mujeres tenían muy claro las necesidades de esa etapa, algunas mujeres de culturas nativas de América del Norte se reunían para menstruar en una carpa solo para mujeres, dónde se aprendía con mujeres sabias. Estas mujeres dejaban de hacer todo y aprovechaban esta pausa para para reencontrarse con ellas mismas y con el mundo, ¿te imaginas la magia de ese espacio de reflexión?

La experiencia más cercana de tanta complicidad la encuentro cuándo un café con mis amigas más cercanas se torna más bien en algo parecido a un círculo de mujeres, en el que todas a partir de nuestro mundo tratamos de darle forma al mundo en común, complicidad entre risas y lágrimas.

Hoy algunas de esas prácticas se están retomando a lo largo del mundo con círculos de mujeres o carpas rojas, que funcionan para reconstruir conceptos erróneos sobre la sexualidad y para ritualizar momentos en nuestras vidas que en el correr actual pasamos de largo; como la mernarca y la menopausia. Los rituales permiten naturalizar/normalizar esos eventos en la vida de las mujeres que son en realidad “pasos” y vivirlos acompañadas, ademas de reconocer en la nueva etapa sus bendiciones y de la anterior traer al presente nuestras historias.

Y justo es eso lo que necesitamos hoy en día, normalizar, naturalizar la menstruación y hablarle, a aquellas quienes apenas comenzarán su camino rojo, de ideas libres de prejuicios y que estas las lleven reconocer su ciclo cómo su mejor herramienta para vigilar su salud integral.

¿Qué ritual se te ocurre para acompañar el paso de tu hija? Lo pregunte en el grupo de Menstruación y Fertilidad hace unos meses y me encontré con algunas propuestas interesantes:

  • Una mamá me comentó que preparó una caja con toallas de tela, una copa y un vale por una tarde juntas en la que platicarían del tema.
  • Otra mamá me contó que busco platicar del tema y cómo lo habían vivido ella y la abuela para que tomara lo mejor de otras experiencias.
  • En otra publicación ya te contaba de las pulseras menstruales.
  • También está la opción de leer juntas el tesoro de lilith.

Ahora quiero escucharte,  ¿cuál sería el ritual que diseñarías para tu hija?

Algunos datos importantes para estar listas son:

  • La primer nota de que las hormonas están despertando es el crecimiento de los pechos, aproximadamente dos años después vendrá la primera menstruación.
  • Un mes antes de la primera menstruación el flujo vaginal se vuelve más abundante.
  • Los primeros ciclos son muy irregulares, aproximadamente un año después notarás una frecuencia y ritmo establecidos.
  • No todos los ciclos duran 28 días.

Espero esta nota te haya resultado de interés. Déjame tus comentarios. Puedes unirte a nuestra comunidad AQUÍ.

¿Sabias qué? Las mujeres Mosuo en China duermen en los llamados “cuartos de las flores”, donde reciben a sus a sus amantes. La asignación de esta habitación comienza a la edad de 13 años, cuando se considera que han alcanzado la madurez. Para esta ceremonia se realiza el ritual “vestir de falda” –en la que se viste a la mujer con una casaca roja, un cinturón de colores y una peluca negra con adornos de flores y perlas. https://enchinadas.wordpress.com/2014/04/11/los-mosuo-el-ultimo-vestigio-de-matriarcado-en-china/

¿Cómo hablarle a mi hija sobre menstruación?

¿Cómo hablarle a mi hija sobre menstruación? Es una pregunta que recibo de forma frecuente, a mí la vida me ha puesto como mamá de un niño de apenas tres años así que, al tratar de responder a esa pregunta lo hago desde lo que tengo cerca, que es cómo me hablaron a mí de la menstruación y que le hubiera agregado a esas charlas largas y de complicidad con mi mamá.

Recuerdo mi recamara de esa época con unas camas gemelas en las que dormíamos mi hermana y yo y las paredes pintadas con nubes, igualitas que las de Andy de la película de Toy Story ¿se acuerdan? Un día llego mi mamá con un libro tres D que contenía imágenes del aparato reproductor femenino y masculino, y con imágenes que ilustraban desde la fecundación hasta el nacimiento de un bebé, y nos contó como toda una experta cómo funcionaba todo ese complejo sistema y que bueno un día nos comenzaría a bajar y solo teníamos que avisarle. Y así fué, un día, en mi caso hasta la preparatoria me bajo y comencé con unos cólicos que me acompañaron gran parte de mi carrera y una época antes de casarme. Cuando me embaracé y comencé en este viaje a conocer mi cuerpo, comencé a entenderlo mejor y a contactar a otras mujeres que habían decidido emprender también el viaje. Así que, si yo tuviera una hija y quisiera hablar con ella respecto de la menstruación, además de hablarle de ella, haría algunas cosas constantemente.

Para comenzar me haría amiga de mi menstruación y de mi sexualidad, al vivir de manera responsable, saludable y respetuosa mi propia feminidad fisiológica y psicológica buscaría ser un buen ejemplo de lo que en realidad es ser mujer.

Le mostraría que tener información no es malo, sino que nos permite tomar mejores decisiones, y por eso conocer a la perfección nuestro cuerpo a partir de las pautas que cada momento de nuestro ciclo nos da, nos permite adueñarnos verdaderamente de nuestras decisiones y responsabilizarnos de las mismas.

Le mostraría que así como es importante conocer nuestra boca (dientes, muelas, lengua) para asearla de forma correcta, así de importante es conocer todos los recovecos de nuestro cuerpo, así que le hablaría de la magia que encierra su vulva, que la conozca que la observe con un espejo, que se toque y sepa que sensación es normal y cual no. Le hablaría por ejemplo de que la vulva se parece en mucho a las huellas digitales no hay ninguna otra igual, cada vulva es totalmente distinta y en nada se parecen a las ilustraciones del libro. Muchas mujeres llegan al parto desconociendo que es el clítoris o dónde está el cuello del útero.

Le hablaría de reconocer la existencia de su útero, le hablaría de él cómo la fuente de energía, no solo necesario para la reproducción, también para el placer y para la intuición, las mariposas ahí vuelan. Nombrar al útero, hablar de él, moverlo y tenerlo presente.

Le hablaría de los pechos, sobre cómo aman y cuidan, es por eso que incluso los bebes que no son amamantados siguen recurriendo al pecho cuando necesitan seguridad, contención y cariño. Sin embargo, vivimos en una sociedad que los ha erotizado por completo, la relación que una niña tenga con sus pechos dependerá en gran medida de la relación que la madre tenga con sus propios pechos.

Respecto  a la menstruación he aprendido que  cada mes nos presenta la oportunidad de oscilar, de movernos rítmicamente a través nuestra vida, por lo que más que ser los días en los que te sientes mal o en los que no puedes hacer ciertas actividades, vale más presentarlos como días de introspección, finalmente alrededor de 30 años conviviremos con ella.

A mí me gusta explicar la menstruación desde las fases de la luna, además así tenemos un claro recordatorio cada mes y además un pretexto más para volvernos observadoras.

Se dice que la luna nueva se relaciona con nuestra menstruación y exactamente la fase contraria es decir la luna llena que se alinea con la ovulación, sin embargo, no en todas las mujeres sucede de la misma forma, yo por ejemplo: mi ovulación suele coincidir con el inicio de la luna menguante y la luna nueva es buena señal de que se acerca la menstruación, por lo que voltear al cielo sigue siendo un buen calendario.

En mi caso la oscuridad de la luna llena me habla de justo mi “día 0”, mucha oscuridad dispuesta a la reflexión, muchas emociones, mucho síndrome premenstrual, toda la energía se concentra solo para mí. Cómo mamá he aprendido que no me queda mucho tiempo libre, pero por lo menos ese día 0 mi cuerpo solito me recuerda que también me necesito y que nadie debe de estar ni muy lejos ni muy cerca si no quieren que me ponga loca, quizá esa sea la magia de escucharnos y dejar que la luna registre nuestros ritmos.

Aquí una pequeña guía:

  • Luna nueva: se relaciona con la menstruación, es una etapa de limpieza física y emocional y que nos puede llevar a renovarnos, pero también nos empuja a la soledad.
  • Luna creciente: nos habla de creatividad y nos motiva a desarrollar proyectos personales, nos sentimos ligeritasy se relaciona comúnmente con la fase preovulatoria.
  • Luna llena: “Llena de frutos” estamos más atractivas y fértiles, tal y como cuando ovulamos.
  • Luna menguante: nuestros niveles hormonales van disminuyendo, lo que nos provoca cambios de ánimo y finalmente el síndrome premenstrual.

He aprendido que observar nuestra menstruación de una forma más natural nos permite manejar mejor cólicos o algún desajuste hormonal, incluso encontrar medios naturales para ponerles solución, desde la alimentación, y optando por estilos de vida más saludables.

Las mujeres debemos de volver a hacernos comunidad y que mejor que empezar por el lazo de mamá que hija.

Para dar un pequeño pasito se me ha ocurrido una actividad que puedes hacer, tú mamá de una pequeña, confeccionar una pulsera que le ayude a ver a su menstruación como un ciclo, en el que puede fluir y renovarse. (Sino no quieres hacerla puedes pedirnos una ya hecha aquí)

  • Indica con cuentas rojas los días que dure la menstruación.
  • Con una cuenta especial en este caso elegí una flor de cristal, la ovulación.
  • Con cuentas amarillas los periodos de sequedad, es decir cuando no es posible una fecundación.
  • Y finalmente con azul los días al rededor de la ovulación.

Posteriormente puedes agregar más cuentas si es que el ciclo es más largo o quitar si es más corto, incluso puedes cambiar por unas cuentas verdes si hay partes del ciclo con más humedad pero que no son fértiles.

M

Mantente atenta a los post, ya que estaré publicando cómo entender mejor cada etapa del ciclo.

Puedes suscribirte a las publicaciones aquí. Además me encantará leer cuál ha sido tu experiencia si eres mamá.

 

 

 

 

 

Semana mundial del parto y el nacimiento respetados 2016: Mi cuerpo, mi decisión, mi bebé

Semana mundial del PARTO Y NACIMIENTO RESPETADO (1)

Santiago nació justamente por estos días, este año está cumpliendo 3 años, ha sido un viaje mágico, su nacimiento me llevó a recorrer profundidades inesperadas de mi profesión (Licenciada en Ciencias de la Familia) y a hurgar en temas como el embarazo, el parto y la crianza.

A pesar de mi formación viví el nacimiento de mi hijo de una forma pasiva, sin tomar yo las decisiones o defender mi punto de vista, solamente confiando en los “expertos”, hubo pasajes de su nacimiento por cesárea que recuerdo con mucho desagrado como conocer en el momento de la intervención al anestesista y que así nada más me golpeara en la boca del estomago para que me encorvara de manera adecuada para la aplicación de la anestesia, diciéndome que si me lo hubiera pedido no lo hubiera hecho bien.

Yo ya fui mama y no estoy embarazada por el momento pero me hubiera gustado leer algo así cuando lo estuve y por eso quiero que llegue a quien si está embarazada. (2)

Tuve la fortuna de elegir una clínica pequeñita en la que estuvimos siempre juntos, papá, mamá y bebé, y mi hijo nunca estuvo solo, siempre tuvo calor humano cerquita pero fueron los detalles que quizá por profesión o por humanidad me saltaban a la vista diciéndome que algunas cosas podrían ser distintas.

Y justamente por eso me uno a la conmemoración de la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetado. Me encanta el lema de este año: Mi cuerpo, mi decisión, mi bebé, y es que mientras seamos más mujeres que nos atrevamos a pedir o en su caso exigir lo que deseamos para que la bienvenida sea realmente humana entonces las cosas comenzarán a moverse, a cambiar, en favor de las mamás y los bebés que están por llegar. Ahora como doula esa es mi misión, que las mamás recuerden sin “detalles” esos momentos.

smpr

En los siguientes días estaré compartiendo información sobre la necesidad de alzar la voz y hacer escuchar nuestros deseos más profundos a la hora de parir.

Pero para mover las cosas necesito de tu ayuda:

  1. Comparte este y los demás post que identificaré con #PartoRespetado2016
  2. Sube tu foto: en una hoja escribe tu deseo más profundo para las mujeres que van a parir (con más razón si se trata de ti) y tómate una foto con tu letrero. Tienes hasta el 18 de mayo para  subirla a nuestras redes sociales. Hagamos ruido en favor de nacimientos más respetuosos, humanos y amorosos. Por ejemplo, aquí la mía:

Yo ya fui mama y no estoy embarazada por el momento pero me hubiera gustado leer algo así cuando lo estuve y por eso quiero que llegue a quien si está embarazada.

Nuestras redes son:

En twitter: @ThinkSpace1

En facebook: facebook/consultoriafamiliarTS

En instagram: thinkspace1

Yo me encargaré de que tu petición/deseo llegue a mucha gente exponiendo las imágenes en un lugar que pronto confirmaré, y con todos los profesionales de la salud con quienes tenga contacto.

Mi mayor deseo es que las mujeres logremos expresar preferencias, deseos, necesidades, deseos y expectativas, y que estas sean escuchadas y atendidas al momento del parto y nacimiento de nuestros bebés, finalmente las que pariremos seremos nosotras. 

Yo ya fui mama y no estoy embarazada por el momento pero me hubiera gustado leer algo así cuando lo estuve y por eso quiero que llegue a quien si está embarazada. (1)

Una buena idea para lograr que cada parto y nacimiento sea un momento memorable es redactar nuestro plan de parto y presentarlo con los profesionales sanitarios que nos vayan a acompañar, disponer de esta información les mostrará con antelación al equipo de salud el tipo de atención que buscas y con tiempo podrán dialogar, hacer peticiones claras, permitiendo así tu  participación activa y la del padre,  evitando disgustos en el momento del nacimiento, momento vulnerable en el que la pareja deberá preocuparse solo por vivir y disfrutar del proceso.

Durante la semana mundial del parto y nacimiento respetado 2016 subiré todas las fotos que reciba: !Hagamos mucho ruido! 

!Ojo¡ Te comparto información adicional que si estás embarazada seguro te será de utilidad.

  • Aquí te dejo una liga al Plan de parto y nacimiento publicado por el gobierno español. el documento me parece muy didáctico.
  • En México contamos ya con norma oficial mexicana NOM-007-SSA2-2016, salidita del horno  (recién renovada), para la atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, y de la persona recién nacida. Hablando de “detalles” aún cuenta con algunos, pero también contempla cambios que facilitan que cada vez los nacimientos sean más humanos; cómo el alojamiento conjunto y el trato humano, por aquí les dejo algunas de las nuevas consideraciones:
5.1.11 La atención a la mujer durante el embarazo, parto y puerperio y a la persona recién nacida debe ser proporcionada con calidad y respeto de sus derechos humanos, principalmente a su dignidad y cultura, facilitando, en la medida de lo posible, apoyo psicológico durante su evolución.
5.1.12 Las mujeres y las personas recién nacidas referidas a los establecimientos para la atención médica por las parteras tradicionales u otro prestador de servicio de salud de la comunidad, deben ser atendidos con oportunidad. La mujer debe tener la opción de parir en forma vertical, siempre y cuando se cuente con personal capacitado y con la infraestructura suficiente para tal fin, preservando en todo momento su autonomía y la seguridad del binomio.
5.2.1.8 Identificar datos de depresión o cualquier otro trastorno en relación a la salud mental durante el embarazo, parto y puerperio.
5.3.1.8 Promover que la mujer embarazada acuda a consulta, de preferencia con su pareja, para que se integre y se corresponsabilice del control y vigilancia del embarazo; o bien, con algún familiar, para garantizar que alguien de su confianza la apoye en el proceso.
5.3.1.9 Promover la lactancia materna exclusiva, excepto en los casos medicamente justificados, entre ellos, el de madre VIH positiva, en los cuales, se recomendará sucedáneos de la leche materna o humana, conforme a la Norma Oficial Mexicana citada en el punto 2.7, del Capítulo de Referencias, de esta Norma.
5.5.1 En todo establecimiento para la atención médica se deben aplicar las normas y procedimientos para la atención del parto y favorecer la seguridad emocional de la mujer, así como su bienestar durante todo el proceso, siendo prioritario facilitar el parto. En especial, en mujeres primigestas, se debe propiciar laconducción no medicalizada del trabajo de parto y el parto fisiológico, siempre que no exista contraindicación médica u obstétrica. Estas medidas procuran la atención de calidad y respeto al derecho de la mujer a un parto espontáneo, así como reducir el índice de cesáreas, morbimortalidad y el riesgo de complicaciones a largo plazo.
5.5.3 Ninguna persona que preste servicios de ginecología y obstetricia, discriminará o ejercerá algún tipo de violencia hacia la mujer en trabajo de parto.
5.5.5 Durante el trabajo de parto se puede permitir la ingesta de líquidos a la paciente, de acuerdo a sus necesidades; se propiciará la deambulación alternada con reposo en posición sentada o de pie, siempre y cuando el establecimiento para la atención médica cuente con el espacio suficiente y seguro, respetando la posición en que la embarazada se sienta más cómoda, en tanto no exista contraindicación médica. Si la madre escoge recostarse deberá recomendarse el de cúbito lateral izquierdo para prevenir hipotensiónmaterna y riesgo de hipoxia fetal.
5.5.7 La inducción y conducción del trabajo de parto, así como la ruptura artificial de las membranas, se debe realizar según el criterio médico, basado en evidencias y con atención personalizada previa información y autorización de la paciente, mediante el consentimiento informado.
5.5.8 La utilización de auxiliares de diagnóstico de laboratorio y gabinete como la cardiotocografía y el ultrasonido, debe obedecer a indicaciones específicas. Los procedimientos invasivos requieren del consentimiento informado de la paciente por escrito.
5.5.9 A la recepción de la embarazada en trabajo de parto, la tricotomía vulvo perineal y la aplicación de enema evacuante, no serán de aplicación obligatoria, excepto en los casos que por indicación médica así se requiera. Asimismo, se debe reducir el número de tactos vaginales. En todo caso, la mujer debe ser informada previamente y debe existir nota médica en el expediente clínico. Se recomienda realizar episiotomía de manera selectiva dependiendo de la valoración clínica.
5.5.14 Durante el periodo expulsivo, no debe realizarse la maniobra de Kristeller ya que los riesgos para la madre y el feto son elevados.
5.7.8 Se eliminarán como prácticas de rutina y serán realizadas sólo por indicación médica: la aspiración de secreciones con sonda, el lavado gástrico, el ayuno, la administración de soluciones glucosadas por vía oral, agua y/o fórmula láctea, el uso de biberón y la separación madre-hija/o.
5.8.1 En todo establecimiento para la atención médica en el que se proporcione atención obstétrica, el personal de salud debe aplicar los criterios y procedimientos para favorecer la práctica de la lactancia materna exclusiva, así como el alojamiento conjunto, atendiendo a las condiciones sociales, culturales y laborales de la mujer lactante.