¿Qué te dice tu hijo con sus dibujos?

 

IMG_2698

Alguna vez durante la carrera leí que “para un niño no hay distancia entre lo que acontece en un dibujo y lo que sucede en su vida emocional”, así que desde entonces mi curiosidad me ha llevado a leer y aprender más sobre el tema, si bien no soy una psicóloga o psicopedagoga especializada en el dibujo infantil, si he encontrado herramientas en el análisis del dibujo que me permiten valorar mucho más un rato de papel y crayolas con mi hijo.

Creo firmemente que cada vez que un niño dibuja y nos dice “mira mi dibujo” además de compartirnos un trazo, nos abre una ventanita a su vida interior, quizá por eso las mamás siempre los pegamos en el refri, un lugar que todo el tiempo estamos viendo, un lugar importante, que por su ubicación nos permite transmitirle a nuestros pequeños que esos trazos significaron, nos gustaron y en otras palabras que nos importan las emociones vertieron con cada color.

Los expertos te hablaran de la ubicación del dibujo, el grosor de los trazos, los colores, el tamaño de las partes del cuerpo, si es que dibujaron personas, qué personas dibujaron, si se dibujaron a ellos, etc. Si, todo eso nos podría transmitir información, pero si somos solo una mamá a la que un dibujo de su hijo le causo curiosidad ¿qué podemos observar en esas líneas?:

  • Define el dibujo, si, aunque tu hijo tenga 3 y aún no haga dibujo representativo ya dibuja, así que define, echa a volar tu imaginación y piensa de qué se trata.
  • Pregúntate: ¿es agradable el dibujo que veo? ¿Me transmite alguna sensación? (cansancio, alegría, confusión, dolor, pena, etc.)
  • La primera impresión nos ayuda mucho a entender los dibujos de nuestros niños.
  • En un primer momento el dibujo es solo una herramienta para comprender las emociones de nuestros niños, puedes tratar de repetir sus trazos y descubrir si ese ejercicio te habla más.
  • El dibujo quizás comenzará hablarte de lo que los asusta, les preocupa o los equilibra, cómo se ven a ellos mismos o cómo ven el mundo y cómo los impacta.

No lo hagas con todos los dibujos, solo cuando creas que sea necesario entender alguna conducta o emoción que por la vía oral aún no pueda transmitir. Recuerda que como mamás no interpretamos para encontrar el meollo de una problemática (eso lo hacen los expertos, hacerlo podría llevar a que supongamos cosas que no son), sino que utilizamos el dibujo como una herramienta más para comunicarnos y acompañar a nuestros hijos.

Observar los dibujos de nuestros hijos es como descifrar código sobre cómo se procesa la realidad y cada código es único al igual que cada niño.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s