7 tips para que tu casa no se caiga con la llegada del primer bebé

Image

“Trastes limpios y camas tendidas” Cómo decía la abuela

La llegada del primer bebé siempre pondrá patas pa arriba una casa en dónde antes solo vivían adultos, es posible que los primero días las abuelas y las tías estén presentes y ayuden un poco con las labores del hogar y el cuidado del bebé, pero poco a poco ellas irán desapareciendo y mamá, papá y bebé se encontraran solos, y es bueno saber también que poco a poco nuestros bebés tomarán menos siestas y el tiempo en el que mamá y/o papá pueden descansar o hacer pendientes también se reducirá, pues querrás pasar el mayor tiempo jugando y conociendo a tu chiquito.

Nuestros tips para no perder la cordura por los quehaceres de la casa son:

Utiliza topers herméticos y el congelador

Elige un día a la semana (de preferencia un día en que esté papá para que te ayude con el bebé y puedas hacerlo rápido y de forma eficiente) para preparar varios guisados, desinfectar verduras, picar fruta, coloca en envases de plástico por porciones pequeñas para que puedas congelar algunas cosas y otras refrigerarlas, de esta forma durante la semana solo tendrás que sacar del refrigerados, calentar y comer. Así asegurarás tu sana alimentación evitando recurrir a comida rápida y ahorrándote un poco de dinero.

Basta con un día de buena limpieza

Elige otro día para hacer la limpieza de tu casa, si puedes contar con alguien que te ayude para un día a la semana será suficiente, de lo contrario puedes levantarte un poco antes o dormirte tarde solo un día y pedir ayuda de tu pareja y recuerda la frase de la abuelita, para que una casa se vea limpia a diario solo basta tener trastes limpios y camas tendidas. Si tu bebé ya es más grande y no se queda quieto en un solo lugar, también puedes conseguirte un corralito o una cuna (puede ser de segunda mano) que puedas mover y pueda acompañarte a cada habitación, mientras limpias no olvides cantarle o platicarle.

Olvida la perfección y disfruta de las sonrisas

Aprende a vivir con algunas migajas en el piso, conforme los bebés comienzan a crecer y prueban otros tipos de alimentos comenzaras a ver tu piso lleno de migajas, trata de darle de comer en un solo sitio de preferencia la cocina y así solo será un lugar al que tengas que darle una pasadita entre semana.

Aprovecha el sol

A los bebés les encanta la luz y el agua, y la hora de lavar y tender la ropa puede ser muy divertida para ellos, aprovecha su tina de baño para ponerlo en el piso con algún juguete mientras tú tiendes ropa, además lavar es una tarea que se da con mayor frecuencia cuando hay pequeños en casa pues nuestros bebés necesitarán varios cambios a lo largo del día.

Todos descalzos

Cuando tu pequeño comience a gatear habilita un espacio para dejar los zapatos al entrar de la calle y utiliza solo calcetas dentro de la casa, ayudarás a mantenerla limpia por más tiempo y evitaras traer bacterias de la calle.

Regla de oro “regresar todo a su lugar”

Si aplicamos la regla de oro de regresar a su lugar lo que utilizo, nos llevará un minuto en lugar de un día completo si no acostumbramos regresar lo que utilizamos, también aplica para secar el baño después de bañarnos, por ejemplo.

Involucra a tus hijos

Conforme van creciendo los niños es posible involucrarlos en las tareas de la casa, cosas tan sencillas como guardar los juguetes, separar la ropa por colores o poner los platos en el fregadero después de comer. Además de una ayudadita, estarás formado hábitos en tus hijos.

¿Tienes algún otro tip? Compártenoslo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s